Contrato de permuta: aportar un solar a cambio de viviendas

Contrato de permuta: aportar un solar a cambio de viviendas

Por definición el contrato de permuta en construcción es la aportación de un solar a cambio de viviendas de una obra futura.  

El intercambio de un solar a cambio de una vivienda es una buena opción para promotores que no quieren ver comprometida la financiación de su promoción de viviendas. Ya que la compra del solar suele ser el primer escollo para comenzar una promoción de viviendas.

Explicamos que es el contrato de permuta y algunas dudas sobre este «intercambio de bienes».

¿Qué es el contrato de permuta?

A través del contrato de permuta el propietario entrega o cede el solar a cambio de obtener una vivienda en la edificación futura que se construya sobre él.

El concepto de permuta es muy amplio, pero nos centramos en la aportación de un solar a cambio de viviendas. El contrato de permuta es de carácter civil y debe ser celebrado siempre entre dos partes. Por norma general, en el contrato de permuta se establecen las bases por las cuales una de las partes (el propietario) se obliga a ceder o entregar el solar a cambio de una o varias viviendas de la nueva construcción.

Otra opción es que el propietario a cambio de la entrega del solar reciba una compensación económica una vez la edificación haya finalizado.

Cuando ambas partes son empresas, entonces hay que hablar de contrato de permuta (artículo 1538 del Código Civil).

¿Hay diferencia entre contrato de permuta y compraventa?

En general, el contrato de permuta es similar al contrato de compraventa, ya que consiste en un acuerdo entre dos partes, cuyo fin es hacer un intercambio de prestaciones para conseguir un beneficio.

Teniendo esto en cuenta, podemos decir que la principal diferencia entre la permuta y la compraventa es que en la compraventa existe un precio cierto en moneda y en la permuta el pago o precio es un bien inmueble (intercambio de cosas sin precio).

Si llegada la hora del intercambio los bienes no llegan a ser del mismo valor, se entregará el resto en dinero hasta llegar al mismo valor.

Obligaciones de las partes del contrato de permuta

Hay que destacar que la cesión o entrega del solar se produce bajo escritura pública, por lo que el cambio queda inscrito en el Registro de la Propiedad a nombre del promotor o promotora inmobiliaria.

Además de esto, en el contrato de permuta queda reflejado otras obligaciones de las partes.

  • Transferir la propiedad de las cosas o derecho permutados.
  • Entregar el solar, para que se perfeccione dicha transferencia de la propiedad.
  • Responder por los vicios ocultos.
  • Garantizar una posesión pacífica.
  • Responder en caso de evicción.
  • Pagar los impuestos que correspondan según ley.

Cosas que debes tener en cuenta al recibir un solar a cambio de obra

Si vas a recibir un solar en permuta a cambio de unas viviendas futuras debes tener en cuenta algunos aspectos técnicos.

Una de las cuestiones más importantes es que el solar permutado esté libre de carga y sobre todo que no tenga hipoteca. Permutar un solar con hipoteca puede ser un contratiempo a la hora de la financiación de la nueva construcción.

El promotor es el encargado responsable de que el solar se catalogue como suelo edificable. Por ello es muy importante que antes de la firma del contrato de permuta se verifique el plan urbanístico.

Incumplimiento de permuta de solar por obra futura

Además, debes tener en cuenta que el incumplimiento del contrato de permuta conlleva una sanción en forma de indemnización al propietario del solar. Si la obra no termina y dejas al propietario del solar sin su futuro inmueble, tendrás que indemnizar a este por daños y perjuicios.

Garantía de contrato de permuta

El promotor garantiza al propietario del solar la indemnización en caso de que no llegara a hacerse efectivo la entrega de bienes a través del seguro de caución como garantía para permuta. Si vas a firmar una permuta de solar solicita más información y nuestros técnicos te atenderán sin compromiso.