El principal concepto que debemos tener en cuenta, es que el seguro decenal es obligatorio y la mayoría de compñías aseguradoras exigen que la obra esté supervisada. Por lo tanto, no contratar un Organismo de Control Técnico al inciar tu obra puede salir posteriormente más caro al buscar un decenal sin oct.

Las complicaciones al contratar un seguro decenal sin OCT pueden ser administrativas, como la falta de informes y estudios que afecten a las viviendas en un futuro. Por ejemplo, no haber realizado un estudio geotécnico de la obra. Pero estos no son los únicos factores que diferencian un decenal sin OCT o con OCT. Hay otros factores que tambíen se deben tener en cuenta.

Decenal sin OCT o con OCT

La obras más comunes sin seguro decenal son las autopromociones. Aunque está sumamente recomendado contratar un seguro decenal siempre, en muchos casos los autopromotores por abaratar costes, ni contratan un OCT ni una póliza decenal. El único inconveniente de esto es si quieres vender la vivienda antes de los 10 años, el notario exigiría tener contratado el decenal y si no tiene OCT, resultará más complejo.

Además, no tener contratada un OCT puede ver mermado el control real sobre la calidad de la construcción. Tener a un organismo independiente que controle la ejecución de la obra siempre beneficiará para que la edificación se ejecute correctamente.

Problemas por no tener OCT

Sea por autopromoción o por una rehabilitación o de una vivienda construida, es posible que el promotor no haya hecho el informe geotécnico de la obra. Y este informe es obligatorio para que las aseguradoras estudien el seguro decenal de la obra.

La falta de documentación es un contratiempo habitual en las obras donde no intervienen los OCT. Por ejemplo, los ensayos y control de materiales emitidos por el aparejador o un reportaje fotográfico de la ejecución de la obra. Además de la falta de documentación, también podemos encontrarnos situaciones con:

  • La existencia de sistemas y/o materiales no tradicionales.
  • Proyectos que no cumplen con la normativa.
  • La no justificada adecuación entre la ejecución de obra y el proyecto.